Cod. Serie:

Nº Cat:

0726

LA VETA DEL INFIERNO. ENMUGRECIDOS POR EL ORO

Menu principal des œuvres

Menu thématique

Chronologie des travaux

Catalogue raisonné

LA VETA DEL INFIERNO. ENMUGRECIDOS POR EL ORO

Cliquez sur l'image pour voir l'oeuvre complète

Nº Catalog. :

0726

Créé:

03/04/2021

Mesures:

120 x 130 cm

Moyen:

Sin revelar

An:

2021

Série :

Ética Materialista

Position:

0465

3.250 €

Disponible

Droits:

® VEGAP

Photogenèse :

CY10198

Valeur estimée:

Cód. Série :

EM- P0465

Éléments:

Panel único

Biens:

Colección particular del Artista

S/A

Esquisses :

BCT 0726-01
BCT 0726-02

Observations

S/O

Conception de l'oeuvre :

Aún sin ser una panacea, a muchos que se han de considerar afortunados, no les queda más remedio que emplear gran parte de su salud y de su vida a permanecer enterrados en la profundidad del subsuelo como único y mejor medio de supervivencia. En condiciones siempre extremadamente duras, respirando de continuo aire viciado y poco saludable e inhalando el polvo de hollín que poco a poco merma la capacidad de los pulmones y con un escaso y deficiente nivel de iluminación que deteriora y daña poco a poco la vista, el trabajo de un minero obliga a estar recluido durante la mayor parte del día en profundos pozos horadados casi en su totalidad a mano, soportando los efectos del sordo martillear de la piedra y en otras por las nunca exentas de peligrosidad explosiones controladas hasta alcanzar esa veta que permita extraer el que es uno de los minerales más preciados y costosos para el ser humano, el oro. Por él se pagan inmensas fortunas, constituye y define la solidez y la riqueza económica de cada país así como el estatus del individuo y sin embargo uno de los países más recursos dispone de este rico mineral es por contra uno de los más menos favorecidos del mundo. Sudáfrica es uno de esos países en el que se sitúan algunas de las minas más grandes y profundas de oro del mundo, un muy peligroso trabajo en el que se han de poner en cada momento los cinco sentidos para no dejarse la vida cada vez que uno se sumerge a tan gran profundidad, una historia de esfuerzo extenuante, sacrificio extremo y compañerismo que hace de estas excepcionales personas auténticos superhombres. Manejan el producto de mayor riqueza del mundo y a cambio reciben un salario mísero en proporción a las condiciones y situación en las que trabajan. Su piel, las uñas de sus manos, sus rostros muestran crónico el desgaste y la suciedad incrustada y ennegrecida de tan sucia labor, su ropa sesgada desprende de continuo el fuerte hedor a exudación seca acumulada, pero serán importantes agentes y mediadores internacionales apostados cómodamente en el fastuoso sillón de piel curtida de su moderna y elitista oficina quienes se encargarán de negociar y sacar el mayor partido y comisión a tan ingente esfuerzo.

"La mina de oro de Mponeng ubicada en Johannesburgo, Sudáfrica con casi 4.000 m de profundidad y la mina Grasberg en Papua, Indonesia situada a 4.100 metros sobre el nivel del mar son las minas de oro más grandes y posiblemente las más profundas en sus características del mundo."

“Los valores bajo los que se sustenta nuestra sociedad nacen del materialismo puro. El pragmatismo y los intereses materiales son la única y fundamental ambición en torno a lo cual todo gira. Las imperfecciones en el comportamiento y las pautas del ser humano son la consecuencia extrema de asociar hedonismo y materialismo y esto es lo que analiza ésta serie de obras.”

Haut de page